martes, 26 de junio de 2018

Entrevista Ethel Barylka



1.- Qué significa ser una Abogada Rabínica y que funciones tienen en los tribunales rabínicos?

La abogacía rabínica es una función que existe históricamente en nuestro pueblo, es lo que llaman “Toen Rabanit”; es quien presenta los argumentos ante el tribunal. La persona puede ir sola o puede llevar a alguien a que presente los argumentos por ella.
Hace alrededor de treinta años que esta profesión se abrió en Israel para mujeres y es básicamente para representar a alguien  ante la corte rabínica, fundamentalmente para los temas que tienen que ver con el divorcio y algunas cosas que tienen que ver con el status personal.
Yo hice los estudios, no trabajo en esa área; pero sin duda los estudios me han abierto las puertas, porque parte del tema, es adquirir la metodología de estudio para saber cómo abrir un texto de la guemará o de la mishná y analizarlo.

2.- ¿Cómo vive usted el ser una mujer ortodoxa intelectual?

No me lo pregunto. Lo vivo bien, normal, es parte de mi identidad, no hay ninguna clase de tensión, ni cuestionamiento; al contrario, yo creo que el hecho de que uno estudie y conozca, profundiza el cumplimiento de la mitzvah, porque el tema del cumplimiento de la mitzvah y el vínculo espiritual con Hashem necesita el conocimiento. El estudio de nuestro pueblo es una manera de vincularnos con D-os.
No es el estudio por sí mismo, es una de las maneras fundamentales para relacionarnos con Hashem, así que lo vivo con mucha alegría.

3.- ¿Te das cuenta del impacto positivo que provocan tus palabras y que eres un motor que se pone en marcha para muchas mujeres?

La verdad que no. Lo que sí sé es que soy un motor. Y sí, me gustaría poder de alguna manera influir para provocar en otras mujeres. Cuando estoy en un lugar fijo es más sencillo, pero cuando yo estoy de visita trato de “no creérmelo” porque hay un riesgo de creer que uno puede hacer cambios solo porque llegó a un lugar de visita y habló.
Cada comunidad tiene su realidad y también sus propias dinámicas, luego entonces es muy importante no meterse donde no se debe uno de meter, eso sería atrevimiento.

4.- El estudio de la mujer ha sido tu objetivo como se ve en tu currículum. ¿Qué te motivo a abordar este tema y a escribir el libro: “Judaísmo en Femenino”?

El libro es un cierre de un periodo. Hace quince años decidí comenzar los estudios de Abogacía Rabínica y se abrieron perspectivas de estudio y conocimiento que no tenía antes.
Creo que en el mundo hispano-parlante son muy necesarias voces de este tipo, ya que estamos en un momento histórico en que los matices los estamos perdiendo.

5.- Haz recibido críticas adversas acerca del libro?

Todavía no, pero ya llegarán.
El libro es muy reciente, apenas tiene  cuatro meses. Es bastante natural que en el momento en que sale, quien acepta presentarlo es porque es afín.
Por ahora la mayor parte del feedback es positivo. Es de suponerse que en unos meses vamos a empezar a escuchar las voces adversas, pero es parte de lo mismo.

6.-Crees que haya avances en cuanto a interpretaciones sobre el papel de la mujer en el judaísmo de forma diferenciada entre núcleos ashkenazitas y sefaraditas?

Yo no he estudiado ni hecho investigaciones sobre este tema, te contesto intuitivamente:
Sí hay diferencias porque en todo lo que tiene que ver con el judaísmo hay diferencias: de costumbres, tradiciones que cada comunidad trae, de su bagaje del pasado y también en relación al status de la mujer.
Los procesos que las comunidades son diferentes porque se han generado en el entorno en el que han vivido.
Los procesos de secularización han afectado a las comunidades judías según donde han vivido; son fenómenos diferentes. Sin embargo, hoy tenemos muchas cosas en común, que es la búsqueda de la inclusión que aparece tanto en una como en otra.

lunes, 23 de abril de 2018

Mensaje de Yom H'a atzmaut por parte de la Profa. Rivka Lazovsky

Mensaje de Yom H'a atzmaut por parte de la Profa. Rivka Lazovsky

Dr. Einat Wilf habla del Sionismo


Dr. Einat Wilf habla del Sionismo

El sionismo puede describirse como el mejor movimiento de liberación nacional del pueblo judío.
Y quién mejor para examinar este gran fenómeno que Herzl, ahora que cumplimos 70 años como Estado Independiente.